Cuando llega el momento de decidir, surge la duda de si es mejor crear una web o una app para mostrar lo servicios o productos de nuestro negocio. En muchos casos se confunde la app como una adaptación de la web que el usuario se descarga en su dispositivo móvil, cuando en realidad son dos herramientas muy diferentes. Aunque ambas se utilizan para mostrar el carácter de la compañía, ¿qué las diferencia verdaderamente?

Para un sitio web móvil hay que adaptar el diseño de la web para PCs a la visualización de los móviles y sus limitaciones cómo la pantalla reducida o la menor capacidad de carga de contenido. Para utilizarlo, tan sólo tienen que buscarnos en los motores de búsqueda. Esto multiplica el alcance frente a la siguiente alternativa ya que podemos mejorar el posicionamiento SEO para móviles y conseguir subir posiciones en los resultados de búsqueda.

La aplicación la descargamos en nuestro smartphone o tablet. A diferencia de la web móvil, es necesaria instalarla ocupando  espacio de almacenamiento. Para poder distribuir una App debemos utilizar y depender de canales de distribución como la appstore o la playstore y adaptarnos a sus condiciones y restricciones. Las App precisan de una aplicación específica para cada dispositivo por lo que los costes generales son mucho mayores. Además, dependiendo de si la web es nativa o webapp, esto podrá incurrir aún más gastos.

Diferencias de funcionalidad y diseño entre web y app

Una web va a visualizarse a través de un navegador, por lo que ésta debe de ser capaz de adaptarse tanto a pantallas de escritorio como a la de los distintos dispositivos móviles. Gracias a los diseños responsive, las web son cada vez más versátiles y adaptables a diferentes navegadores. Aún así, siguen existiendo diferencias estéticas mientras que las apps son diseñadas de manera diferente, incluso para sistemas operativos diferentes (iOS o Android). A cambio de ser tan versátil, carece de características y funcionalidades de las que sólo disponen las apps. Sin ir más lejos, los smartphones aportan inmediatez, el usuario tiene lo que necesita aquí y ahora y eso es lo que les da un enfoque tan diferente a las web.

Sin duda, muchas de las funcionalidades de las que goza la app no son posibles o son menos precisas en ordenador de escritorio como el GPS, la webcam o la huella dactilar.

Objetivo y utilidad de una web como medio de comunicación

Una web y una app tienen usos y objetivos diferentes, aunque puedan parecerse, tanto el uso como lo que nos aportan son totalmente diferentes. La web desde siempre ha sido el sistema de navegación principal. Su objetivo es recibir visitas que permitan realizar una conversión. Busca la interacción, intercambio y trámite entre marca y usuario. Se inicia con el aporte de información por parte de la web cuando al usuario le surge una duda y el objetivo final de la web será la transacción.

La primera sesión en tu web probablemente sea resultado de una búsqueda en Google. Apóyate en técnicas de SEO para aumentar la visibilidad en los buscadores. Creando  una web responsiva  adaptada tanto a dispositivos móviles como a ordenadores de escritorio podremos llegar a casi todos nuestros usuarios potenciales.

La web será un lugar al que el usuario acuda, haga la consulta que quiera y decida si convertir o no adquiriendo o contratando alguno de nuestros servicios. Para llamar su atención debes siempre tratar de tener un diseño atractivo que haga que pase más tiempo en la web, y con un contenido bien estructurado que le permita acceder fácilmente a nuestra información  y productos o servicios. Una vez en ella intentaremos liarlos hacia nuestro objetivo, que nos conozcan y que hagan algo nosotros (newsletter, venta, clic en anuncios, inscripciones…) No debemos olvidar que, la web es la principal herramienta de captación e introducción del usuario al embudo de conversión. Con la web capta al usuario hacia tu siguiente objetivo. Debes aprovechar para conseguir siempre algún tipo de conversión. Como mínimo, generando branding, dándote a conocer como marca y localizándote en el mercado.

Objetivo y utilidad de una app en marketing

¿Está tu app a la altura de las expectativas del usuario final? Éste necesita aplicaciones con funcionalidades únicas, que aporten algo nuevo o diferente y por eso solo una pequeña proporción de las apps se queda instalada. Los usuarios las van descargando y rotando para ver si merecen la pena y si no es así, se eliminan.

De media, utilizamos unas 10 aplicaciones diferentes cada día y 30 al mes. Sólo aquellas apps que ofrecen una utilidad específica y que resuelven un problema determinado terminan en esta lista. No obstante, menos del 25% sigue usando la aplicación al día siguiente, descendiendo esta cifra paulatinamente. Esto se debe a la necesidad puntual o que el usuario a perdido el entusiasmo de la misma.

Una app tiene que generar un “bonding”, o nexo con la marca, para que el usuario utilice tu herramienta frecuentemente, tantas veces como sea necesaria para lo que fue creada. El objetivo de una aplicación es generar una relación con el usuario, creando un vínculo a medio o largo plazo con cada uno de los usuarios.

Una web responde a una consulta. A menos que el visitante encuentre algo de su interés, no volverá por motivación propia. Una app no es sólo una herramienta de consulta porque el contenido se adapta más a una necesidad concreta. Para una app no se genera contenido sin parar, sino que se reactiva la necesidad por la que se creó, ya sea con un email o una notificación push (eg. notificaciones de cabify para desplazarte, sugerencias de amazon o cupones descuento de McDonalds).

Mientras que una web responde a una duda puntual, una app responde a un problema o necesidad habitual. Si piensas en crear una app, que no sea por capricho, sino que de verdad aporte un contenido necesario o resuelva un problema de manera recurrente. Si estás pensando en abrir una página web o crear una app, en Bendito Dilema tenemos un equipo de especialistas en Diseño Web el cual trabaja tanto diseño y desarrollo de páginas web como apps tanto nativas como híbridas y web app.

Bendito Dilema

Bendito Dilema

Agencia de Comunicación Integral y Publicidad en Asturias. Especialistas en Branding, comunicación online y offline y Audiovisual